Rutas

Segovia.

Segovia es Patrimonio de la Humanidad por ser una de las ciudades más bellas del Mundo. Todo contribuye: su acueducto romano, su catedral gótica, su alcázar de ensueño, sus iglesias románicas, sus palacios renacentistas, sus jardines y calles, sus vistas de la sierra nevada, su gastronomía, su vitalidad turística.

 

Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia en la noche

Catedral de Segovia

Alcazar de Segovia

La Granja.

El Real Sitio de La Granja está situado en la vertiente norte de la sierra del Guadarrama. A 11 kms de Segovia capital. El Espléndido Palacio de la Granja de San Ildefonso fue ordenado construir según los principios de la estética francesa e italiana de la época. Su edificación comenzó en 1721, reutilizándose para ello materiales del Palacio de Valsaín. El palacio alberga una bellísima colegiata, en la cual reposan los restos de Felipe V e Isabel de Farnesio, así como multitud de piezas y lámparas provenientes de la Real Fábrica de Vidrios y Cristales de La Granja, actual Museo y Centro Nacional del Vidrio. Es sin duda una de las obras más representativas del barroco español, comparable al mítico Palacio de Versalles; fue creado por Ardemans.

Especial mención merecen los impresionantes jardines de Palacio, así como sus fuentes. Dioses, ninfas y otras criaturas mitológicas dominan estas últimas y presiden sus espectaculares juegos de agua entre tilos, castaños, arces, pinos y fresnos centenarios. Si tenemos suerte podremos incluso disfrutar de la compañía de algún gamo.

foto granja

Ruta del Mudejar.

Comienza la ruta por la carretera Segovia-ávila, y atraviesa la llamada Tierra de Pinares, coloreada por pino resinero y campos de trigo y cebada. Desviándonos por la C-605 llegamos a Santa María de Nieva con un importante conjunto monástico en cuya colegiata pueden verse decoraciones de ladrillo en esquina típicamente mudéjares.

La siguiente parada es Nieva, de preciados viñedos que vienen produciendo un gran vino desde el s. XIV. Se recomienda la visita a sus bodegas. La Iglesia de San Esteban conserva el ábside y la torre de una primitiva construcción del románico de ladrillo.

Coca es el siguiente punto del itinerario. El acceso a la villa, que ondea sobre los ríos Eresma y Voltoya, se realiza a través de un arco, vestigio de sus antiguas murallas, flanqueado por dos verracos. Cuna de Teodosio (s. IV), fue feudo de los Fonseca que construyeron la fortaleza (1453) de estilo gótico mudéjar con una importante decoración de esgrafiados y pinturas. Otros restos de enorme interés son las torres de San Nicolás, una antigua iglesia del s. XII y Santa María la Mayor de estilo gótico tardío en cuyo interior destacan los sepulcros de los Fonseca.


Ruta de los Castillos.

Pedraza - Castilnovo – Sepúlveda – Hoces del Duratón - Turégano

Pedraza es una bellísima localidad a la cual llegamos tras atravesar o rodear un sínfín de pequeños pueblos serranos de arquitectura popular, en los que podremos admirar algunas bellas Iglesias románicas con pequeños atrios y disfrutar del incomparables paisajes. Pedraza es sin duda un de los pueblos más bellos de la provincia. Todo en sus calles desprende el encanto de una villa medieval perfectamente conservada. Se trata de un destino turístico ideal. Pero no sólo pequeños rincones y restaurantes encontramos en Pedraza. En ella se encuentra el Castillo de los Velasco, cuyas ruinas fueron compradas por el pintor Ignacio Zuloaga. La fortaleza conserva una torre cuadrada de tres pisos. En su patio solían celebrarse conciertos en verano. Actualmente pertenece a los herederos del pintor.

Concierto de las velas de Pedraza

Cerca de Pedraza encontramos el Condado de Castilnovo, en el que encontramos un precioso castillo del Siglo XIV, construido con ladrillo y mampostería. El edificio cuenta con un total de seis torreones; en la actualidad alberga la Asociación Hispano-Mejicana, a la cual pertenece. Se puede visitar con cita previa.

De Castilnovo nos dirigimos a Sepúlveda, la villa románica de la provincia por excelencia, una de las más impresionantes poblaciones de la provincia, y uno de los destinos turísticos más habituales durante los fines de semana y la época estival. La población está formada por un bello recinto amurallado en el que podemos disfrutar del encanto de la Plaza Mayor, con soportales, y del Ayuntamiento, edificado sobre el que antaño fue el Castillo: una fortaleza romana que pasó más tarde a ser alcazaba árabe y después palacio cristiano.

Aprovechando que estamos en Sepúlveda podemos visitar la Ermita de la Virgen de las Vegas y la Iglesia del Salvador y, como no, las impresionantes hoces del Río Duratón.

Dejamos Sepúlveda para dirigirnos a Turégano. En su Plaza Mayor podemos descansar y tomar algo bajo los soportales. Después podremos visitar el magnífico templo románico de San Miguel: un castillo-iglesia construido en el Siglo XV, obra original de Juan Guas y Gil de Hontañón, sobre la cual se fueron añadiendo edificaciones militares posteriores.